Ya ha llegado el verano a nuestros calendarios y con él las ganas y la emoción de disfrutar de unas merecidas vacaciones.

No toda la familia tiene dos largos meses para desconectar de sus obligaciones; nuestros hijos sí, siempre y cuando el curso escolar haya acabado con un resultado óptimo. Sin embargo, la mayoría de adultos disfruta generalmente de entre quince días a un mes para hacerse las vacaciones que más desean según sus preferencias: playa, montaña, viajes, navegación, práctica de algún determinado deporte, cursos para aprender nuevas habilidades o nuevos conocimientos, etc., etc.

Pero mientras llegan esos esperados días, todos los que tengan una casa unifamiliar, con suficientes metros de terreno para construir una piscina, pueden disfrutar cada día del verano de un buen baño refrescante en su propia piscina en los momentos o las horas que más les apetezca o les venga bien. Así toda la familia puede gozar de momentos de esparcimiento, juego o relax en el periodo estival y para los muy valientes también en otras estaciones del año.

Nosotros, CASAS KUBERA, te ofrecemos la construcción de tu piscina de hormigón, el complemento perfecto de tu vivienda prefabricada. Dentro de nuestro catálogo tenemos diversos modelos pero, como en el caso de nuestras casas prefabricadas, nos adaptamos a las medidas que el cliente necesita o que la propia parcela permita, llegando incluso a hacerte tu propio canal de natación. Si el cliente tiene una idea muy clara de algún diseño en concreto, nosotros inmediatamente nos ponemos a fabricarla para realizar la instalación en la parcela en el momento más adecuado.

Construimos tu piscina prefabricada con muros de hormigón y están equipadas con dos impulsores y una depuradora con clorador salino. Tiene desagüe en el fondo, dos skimer y dos puntos de luz halógenos. El remate de la piscina se hace con una coronación de cincuenta centímetros de anchura.

Para la instalación de nuestras piscinas necesitamos toma de luz, agua y desagüe en un radio de menos de cinco metros de la misma.

Piscinas prefabricadas

Las ventajas que tienen las piscinas prefabricadas de hormigón son:

  • No requieren apenas obra
  • La instalación es sencilla y en un periodo de tiempo muy corto
  • Son muy resistentes y duraderas
  • Excelente relación calidad/precio
  • Poco mantenimiento y muy sencillo
  • No se deforman

Si hacemos una comparativa con las piscinas prefabricadas de PVC o poliéster, vemos como estas tienen unas medidas y unos diseños muy concretos que no puedes modificar, por lo tanto te tienes que amoldar a lo que te ofrecen.

Al ser el poliéster un material ligero, las piscinas tienen menos resistencia al paso del tiempo y si no se hace una muy correcta instalación pueden llegar a deformarse o abombarse como pasa en caso de que se vacíe la piscina y el nivel freático del terreno sea alto. En este caso el agua del subsuelo ejercerá una fuerte presión desde el exterior haciendo por ello posible dicha deformación, incluso rompiendo tuberías.

Un factor muy importante a tener en cuenta antes de decidir qué piscina instalar en tu parcela es el de la resistencia, lo cual depende del material empleado para su construcción. Si queremos una piscina para toda la vida y que no nos dé ningún problema sin duda el hormigón es el material más indicado pues otorga una gran durabilidad y calidad. Es un material que no envejece por efecto de la luz solar, la humedad o los contrastes térmicos.

En cuanto al mantenimiento de las piscinas, en ambos casos es igual. Hay que realizar los pasos necesarios para el mantenimiento de la depuradora, aplicar el tratamiento para el agua, en el caso del clorador salino es añadir la cantidad de sal adecuada, regular el PH y mantener el agua sin algas para disfrutar de un agua completamente transparente.

¡¡¡FELIZ VERANO!!!