A pesar de la tendencia actual por las casas modernas minimalistas, hay un numeroso público que ama el estilo rústico para su vivienda habitual o para una segunda vivienda de campo donde desde luego este es el estilo por excelencia.

Hay diferentes elementos constructivos que definen el estilo rústico y algunos de ellos son:

  • Fachadas de piedra. La piedra es el material que mejor define a la arquitectura de campo, tiene una alta durabilidad y conservación, protege del frío y atenúa el calor. Nosotros utilizamos para nuestra casas prefabricadas de estilo rústico piedra natural del país en distintos tonos para que puedas elegir el color que conecta más con el color de la tierra donde vayas a ubicar tu casa o el color que más te guste a ti.

  • Tejas de barro. La teja cerámica curva es la más común es España; es duradera e impermeable, no sufre contracciones ni dilataciones y su mantenimiento es mínimo, al igual que la piedra. Según la zona de España en la que se vaya a colocar la casa, el tejado deberá tener una mayor o menor inclinación.

Otro material muy utilizado en España para cubrir tejados es la pizarra. Es un material muy noble, de gran dureza, muy bello y con un gran nivel de rendimiento. Nos proporciona un gran aislamiento con respecto al frío y las bajas temperaturas del invierno pero su papel estrella es el de alejarnos de las posibles humedades debido a las intensas lluvias y tormentas . Según la Asociación Gallega de Pizarristas (AGP), la pizarra es el producto más sostenible para cubiertas pues no contiene ni desprende sustancias tóxicas o radiactivas.

  • Suelos de cerámica o madera. Estos son la base esencial para una casa con muros de piedra. El suelo cerámico es muy apropiado para baños, cocinas y porches y el suelo de madera es perfecto para los dormitorios.

 

  • Chimenea. Es un elemento indispensable para tu casa de estilo rústico. Lo más importante es buscarle el mejor emplazamiento para poder disfrutar del fuego desde distintos ángulos de la sala donde se ubique. La calidez que ofrece además del gusto por una buena tertulia hace que saborees con placer los fríos días de invierno.

En general todos nuestros diseños de estilo rústico ofrecen calidez y serenidad.  En los espacios se crea un ambiente muy acogedor y aunque ya no son como las antiguas casas de campo siempre tienen ese tono amable y familiar además de la solidez.

Tú, después con los colores naturales como los del campo que te rodea y la decoración harás  que la casa refleje tu personalidad y será una creación tuya de armonía y bienestar.