Ya todos tenemos claro que la energía renovable es el futuro pues nuestra obligación es cuidar el medio ambiente. Una de las formas más eficaces que tenemos para cuidarlo es a través de las energías renovables con las que alimentamos nuestras casas, que además a la larga, resultan mucho más económicas para nuestros bolsillos.

La conciencia medioambiental va en aumento, y en estos últimos meses más, ya que hemos visto muy claro que cuando ralentizamos casi toda nuestra actividad empresarial y de movilidad nuestro planeta nos lo ha agradecido. Hemos podido ver cómo los animales se han movido tranquilamente, sin trabas, por nuestras ciudades, a parte de por su hábitat natural. Y sobre todo hemos contemplado un cielo tan limpio y brillante como hace muchos años ya que no se veía.

En automoción contamos ya con coches híbridos y eléctricos pero seguro que pronto llegará alguna otra energía más limpia y mucho más barata (o por lo menos ese es nuestro deseo…) y en cuanto a las viviendas ya contamos con distintos tipos de energía renovable para alimentar nuestros hogares. Hoy hablaremos de la aerotermia, un sistema que ofrece grandes ventajas en el terreno de la eficiencia.

Esta tecnología está cogiendo mucha fuerza y ya son muchas las personas que la conocen y están apostando por ella instalándola en sus casas.

En CASAS KUBERA también apostamos por ella y dotamos a nuestras casas prefabricadas del equipo necesario para su climatización.

La aerotermia es una bomba de calor de tipo aire-aire o aire-agua. Esta energía aprovecha la energía del aire exterior para climatizar la vivienda y también producir agua caliente sanitaria. Extrae gratuitamente hasta un 75% de la energía del aire para refrigerar tu casa en verano, calentarla en invierno y tener agua caliente todo el año.

¿Y cómo funciona? Pues funciona basándose en los principios de la termodinámica: transportar el calor del aire (energía térmica) de un ambiente a otro. A través de la bomba de calor se recoge del aire la energía térmica existente y se hace pasar por un circuito lleno de refrigerante en el que se produce un intercambio de temperaturas.

En este circuito, el refrigerante va cambiando de estado de gas a líquido con la ayuda de un compresor. El gas durante este proceso, cede su temperatura al aire o a un circuito de agua caliente al circular por el intercambiador. Este intercambiador se encarga de transmitir la energía generada al circuito de calefacción y agua caliente sanitaria.

Para conseguir calefacción por aerotermia tenemos una bomba de calor aire-agua que extrae del aire la energía térmica que se necesita para calentar un circuito de agua caliente sanitaria que alimentará una instalación de suelo radiante.

La aerotermia en la vivienda

 

El sistema de aerotermia consta de:

  • Una unidad exterior o compresor, donde el refrigerante recoge la energía del aire y recorre las tuberías en forma de gas para ceder calor y volver nuevamente, en forma líquida, al exterior y así se repite el proceso continuamente.
  • Una unidad interior o hidrokit, que se encargará de ceder el calor al agua que se distribuye por el sistema de calefacción: suelo radiante o radiadores tradicionales.
  • El equipo de calefacción y/o refrigeración que desees instalar: suelo radiante o refrigerante, radiadores, split…

Muchas son las ventajas pues la instalación y puesta en marcha es sencilla, rápida, segura, ocupa poco espacio y no necesita ningún depósito de acumulación de combustible, tampoco necesita ningún conducto de evacuación de gases.

Con la Aerotermia cubrirás toda tu demanda de calefacción, aire acondicionado y agua caliente con un mismo equipo.

Consume menos Kwh que los sistemas de calefacción/refrigeración tradicionales con lo que ahorrarás considerablemente en la factura de la luz pues es la calefacción con menor consumo energético.

Para más información, no dudes en contactar con nosotros