En Casas Kubera somos conscientes de la importancia de una correcta impermeabilización en nuestras casas para que en el futuro, la familia que la va a habitar, no tenga que sufrir los molestos estragos que produce la humedad en el interior de la vivienda, tanto en techos, paredes, terrazas, sótanos y tejados.

En el anterior post ya hablamos de la importancia que tienen las ventanas para evitar humedades y condensación y en este hablaremos  de la importancia de una buena impermeabilización en los elementos estructurales de la vivienda.

En la construcción de las cubiertas, en general, suele haber deficiencias en la ejecución de las mismas, a veces por una falta de control en la ejecución o por falta de profesionalidad, es decir, que las humedades no siempre se producen porque la vivienda ya tiene unos cuantos años.

Los tipos de humedades que se dan en las cubiertas planas e inclinadas son:

  • Humedades por condensación, siendo el principal problema la ausencia de aislamiento o una incorrecta instalación del mismo, jugando un papel fundamental la ventilación.
  • Humedades por capilaridad en el encuentro entre una terraza descubierta y la pared de la vivienda o estructura; en principio esto se debe a un fallo en la instalación de los impermeabilizantes, provocando que el agua se filtre por capilaridad en los muros apareciendo así goteras.
  • Humedades por filtración que suelen provocarse normalmente de forma accidental o debido a la antigüedad de la vivienda y suelen ser por rotura de tejas en el caso de cubierta inclinada.

Por lo tanto, nosotros prestamos especial atención cuando construimos las cubiertas pues es la parte de la vivienda que más sufre al tener que recoger el agua de lluvia, sobre todo en las cubiertas planas. En ellas trabajamos cuidadosamente los encuentros de los diferentes paños, chimeneas y bajantes pues estos son los puntos que más problemas suelen dar, utilizando  en nuestras viviendas de gama estándar una lámina impermeabilizante de betún plastómero de 4 kg/m2. Y en las cubiertas inclinadas una lámina impermeable transpirable y teja mixta cerámica.

Para evitar las humedades por filtración que suelen ser accidentales, una vez habitada la casa es importante hacer una revisión periódica para limpiar y eliminar la posible existencia de vegetación, nidos, etc. Se deben revisar los elementos de desagüe, tanto sumidero como canalones y comprobar que están funcionando correctamente.

Otro elemento fundamental a la hora de tener una vivienda libre de humedades es la cimentación. Nosotros realizamos en esta una impermeabilización eficiente para que las filtraciones de humedad no lleguen nunca a afectar a los cimientos o las estructuras básicas de la vivienda, pues esto supondría un grave peligro para la construcción.

Evitaremos tanto humedades por condensación como humedades por capilaridad y filtración, protegiendo así la salud de las personas que viven en la casa pues la humedad y el moho pueden generar problemas importantes en nuestra salud y también acaba destrozando los materiales constructivos, tanto yesos, como suelos, madera o metales.

No nos olvidemos de que tan importante son los materiales que usamos como nuestro equipo de profesionales que los instala pues son garantía de un impecable trabajo de impermeabilización en todos nuestros modelos de viviendas.